Home Pza Eugenio Asensio Arte Fiestas y deportes Entorno natural

Murieta

Murieta se encuentra a la sombra de la Sierra de Lóquiz. Es precisamente esta sierra la que alberga buena parte de la riqueza natural del municipio. Es este un punto de visita obligada para quien se acerca hasta la localidad, y también lo es la parroquia de San Esteban, construida en el siglo XIII con estilo protogótico. Desde ella, dando un pequeño paseo en el que encontrará casas engalanadas con escudos de armas, el visitante puede llegar hasta la capilla del cementerio. Allí podrá contemplar un pequeño templete que guarda en su interior una interesante cruz de término labrada en piedra.

El mes de mayo es una buena época para acercarse a Murieta, tanto para disfrutar de la belleza de la sierra en primavera como para ser testigo de la tradición del mayo. Desde el primer día del mes, un chopo permanece plantado en la Plaza de los Fueros con un muñeco en su parte superior hasta que, el último día, el muñeco es quemado.

Y cualquier época está indicada para recorrer el antiguo trazado del ferrocarril vasco – navarro. El recorrido, hoy recuperado como vía verde, permite llegar hasta Zúñiga disfrutando de un entorno envidiable.

Para encontrar las primeras noticias documentales acerca de Murieta es necesario remontarse al año 300. Siglos más adelante, hacia el año 1000, la localidad contaba con viñedos en los carasoles del monte, unos viñedos que, junto con los demás bienes raíces de la Iglesia de Santa María, fueron donados al monasterio de Irache en 1087 por Toda Aznar, viuda de Fortún López. El monasterio fue también titular de varios collazos y heredades en el término.

Murieta se mantuvo después como lugar de realengo. En el siglo XVIII la localidad tenía más de una cuarta parte de la población del valle, y junto con Etayo y Ancín trató en diversas ocasiones de modificar el sistema de distribución de contribuciones, que le perjudicaba. Hasta la reforma administrativa de 1846 perteneció al Valle de Ega, y pasó entonces a convertirse en ayuntamiento separado.

El tendido del ferrocarril vasco-navarro, a principios del siglo XX, llevó al pueblo nuevas oportunidades de trabajo y lo conectó de un modo mucho más intenso con el exterior. Se aceleraron así las transformaciones, que se han ido sucediendo hasta la actualidad.

Datos de interés:

Categoría histórica:   lugar 
Categoría administrativa: municipio simple
Merindad:  Estella
Partido judicial:  Estella
Comarca geográfica:  Valdega
Altitud del núcleo urbano:  465 m
Superficie:  4,42 km2
Distancia a Pamplona:  56,5 km
Población:  323 habitantes
Código postal:  31280
 
Eugenio Asensio Barbarin. Filólogo, humanista, cervantista y crítico literario español.