Home Up

Entorno natural

El término de Murieta está enclavado en la Valdega, valle por el que transcurre el río Ega. El río atraviesa el municipio de Oeste a Este por su zona sur, y en sus orillas crecen chopos, sauces y fresnos comunes, mientras que sus aguas están pobladas por truchas. Zorros, tejones, ginetas y  ratoneros comunes que se encuentran en los bosques del término, y los alimoches de las peñas, foces y cortados completan el panorama natural de Murieta.

La sierra de Lóquiz preside el paisaje de Murieta. La Sierra de Lóquiz  se extiende entre el Valle de Las Améscoas, al Norte y la Valdega, al Sur. Sus cumbres más elevadas se encuentran en el extremo occidental: Arnaba (1255 m), la Reineta (1114 m) e Irasabela (1081 m), mientras que Sartzaleta (1114 m) y San Cosme (1099 m) son las mayores alturas en el extremo oriental, sobre Allín.En ella, entre encinas, carrascas y arbustos, se pueden encontrar especies animales como corzos y jabalís y, en los roquedos, búhos reales, buitres leonados y cernícalos. También crecen en la sierra robles pubescentes y quejigos. 

Gracias al espléndido entorno natural que rodea el pueblo, son diversos los recorridos naturales que parten de él.

RECORRIDOS

Antigua vía del ferrocarril vasco – navarro
Ruta naturalística que, siguiendo el antiguo trazado del ferrocarril, atraviesa Murieta-Mendilibarri-Ancín-Acedo y Zúñiga Con un recorrido de 14 kilómetros de longitud, la vía salva numerosos obstáculos con construcciones como el viaducto de Arquijas, en Zúñiga, que alcanza los 27,5 metros de altura en su parte central, o el túnel de Acedo, de 1.145 metros de longitud. Para atravesarlo, es aconsejable llevar una linterna. 

El proyecto de recuperación de este paseo recuperó el firme de la antigua vía del ferrocarril vasco-navarro y se convirtió en una ruta verde: se señalizó su trazado, se instalaron carteles informativos sobre cada pueblo, en relación al ferrocarril y sus valores naturalísticos, paneles panorámicos, se editó un folleto informativo, etc. El proyecto estuvo subvencionado por la Unión Europea.

Ermita de Santiago de Lóquiz
Se trata de un recorrido de unos 8 kilómetros de longitud sin ninguna dificultad. Comienza en Murieta, donde se toma el camino de la Cantera. 

La misma pista lleva hasta la ermita tras haber caminado, aproximadamente, durante una hora y media.

Sendero Murieta – Oco – Abáigar – Murieta
Este paseo, sin dificultad y sin desnivel, salva una distancia de unos 6 kilómetros. Este paseo de aproximadamente una hora y 15 minutos comienza en Murieta, donde se toma la carretera a Oco y, en ella, el camino a la ermita de San Bartolomé. Se continúa hasta Abaigar y desde allí se vuelve de nuevo a Murieta por la carretera.

 
Eugenio Asensio Barbarin. Filólogo, humanista, cervantista y crítico literario español.